¿Cómo elegir un robot de cocina?

Si hasta el momento la estrella de la cocina era el frigorífico, hoy en día el robot de cocina ha pasado a ocupar ese lugar. La razón es muy sencilla: a todo el mundo le encanta. No en vano, es el aliado perfecto para el día a día, gracias a sus numerosas funciones pero, con todos los modelos que existen, puede resultar difícil encontrar el adecuado. Aquí te damos algunos consejos para que puedas hacerte con el que mejor se adapta a ti.

elegir-robot-de-cocina

¿Qué son los robots de cocina?

El robot de cocina ha invadido literalmente nuestra rutina diaria. Es todo un prodigio de la cocina: es capaz de cortar, lonchear, mezclar, amasar e incluso cocinar y cocer a fuego lento. Cada robot de cocina presenta sus propias características y, por eso, es fundamental saber reconocer cada uno antes de decidirse a comprarlo.

El robot para cocinar

Es un aparato que sabe cómo seducir tanto a los cocineros más exigentes como a los que más prisa tienen. Con sus numerosas funciones y su vaso de gran tamaño, permite hacer una única tarea (mezclar, cortar, etc.) o una receta completa. Además, suele estar equipado con recetas pregrabadas, lo que te permite ahorrar tiempo en la cocina del día a día y variar los menús.

 

Suele ser muy fácil de utilizar, basta con dejarte guiar por el robot de cocina para hacer con éxito una receta salada o dulce y confiar en él para que gestione la cocción y las temperaturas.

¡Aquí encontrarás las mejores ofertas!

El robot multifunción

El robot multifunción es un auténtico todo en uno y permite sustituir casi todos los pequeños electrodomésticos habituales. Viene con numerosos accesorios incluidos y es el compañero perfecto para todas las recetas. Lonchea, corta, mezcla, amasa y permite hacer zumos, batidos o sopas frías si se le añade un blender.

 

Su potente motor permite realizar cualquier preparación, incluidas las más difíciles, sin necesidad de hacer fuerza ni de dedicarle demasiado tiempo (hielo picado, etc.). Sin embargo, no ofrece ninguna especialización y trata todos los ingredientes de la misma manera, lo que puede suponer un inconveniente cuando se desea trabajar con productos más frágiles.

¡Aquí encontrarás las mejores ofertas!

El robot de repostería

El robot de repostería, más especializado, puede acompañarte en todas tus preparaciones dulces. La diferencia está en la potencia y en el mayor tamaño del vaso, que ofrecen la posibilidad de amasar todo tipo de masas, incluidas las más densas. También está diseñado para añadir en el vaso todos los ingredientes, unos después de otros, sin tener que parar nunca la máquina. La masa que se obtiene es perfecta, lisa y digna de un gran pastelero.

 

Se diferencia de otros robots de cocina por su motor y porque suele ir acompañado de numerosos accesorios. El vaso también es más grande que el de los demás robots de cocina. Sin embargo, no está adaptado para cocinar platos del día a día ni para realizar otras recetas.

 

¡Aquí encontrarás las mejores ofertas!

Elegir un robot de cocina: funciones y accesorios

El criterio fundamental a la hora de elegir tu robot de cocina es el de las funcionalidades y los accesorios que le acompañan. De esta decisión crucial va a depender el uso que pueda dársele y, en este sentido, existen multitud de posibilidades:

 

  • La función «laminar» y la de «rallar» te permitirán trabajar las verduras en apenas unos minutos.

 

  • La batidora, por su parte, es un accesorio destinado normalmente a la repostería, pues permite hacer masas o montar claras a punto de nieve, por ejemplo.

 

  • El blender puede ser muy útil si tienes intención de hacer zumos o batidos.

 

  • La calidad de las cuchillas y la presencia o no de una cortadora son también aspectos para tener en cuenta si quieres trabajar productos más difíciles o más densos con tu robot de cocina.

 

  • Después, también puedes fijarte en si incluye otros accesorios más específicos y especializados. Por ejemplo, algunos modelos incluyen heladeras o cestas para cocinar al vapor.

La potencia del robot de cocina

También es importante tener en cuenta la potencia del motor del robot de cocina, pues de ella va a depender la eficacia de tu aparato y el ruido que haga al funcionar. Para elegir bien, hay que entender que en realidad existen varios tipos de motores para estos aparatos:

 

  • El motor a inducción, que es el más silencioso. Está situado en el brazo del robot, sobre el que se fijan después los diferentes accesorios, lo que hace que no se pierda nunca potencia. Por ello, no hay necesidad ninguna de optar por una potencia de motor muy alta en ese caso. Un aparato de 500 vatios ya es de por sí eficaz (su potencia está generalmente comprendida entre los 300 y los 1000 vatios).

 

  • El motor asíncrono, por su parte, destaca por su capacidad para adaptar automáticamente su velocidad al tipo de producto que trata. Por eso es una opción muy interesante si piensas trabajar con alimentos frágiles. Su potencia está comprendida entre los 300 y los 1500 vatios, con una gran eficacia a partir de los 300 vatios.

 

  • Los demás motores, más clásicos, ofrecen diferentes velocidades. Algunos están incluso equipados con un botón «pulse» o «boost», para dejar unas preparaciones más finas o conseguir un mejor acabado. Pueden ser básicos o ruidosos, pero no ofrecen gestión automática de la velocidad en función del tipo de alimento y tienen una potencia de entre 500 y 1500 vatios. No obstante, para conseguir una buena eficacia hace falta un modelo de 1200 vatios por lo menos.

¿Cómo elegir bien el material del vaso de un robot de cocina?

Ya solo queda elegir el material del vaso que prefieres para el robot. Todos tienen ventajas e inconvenientes, por eso es necesario analizar los pros y los contras.

 

  • El plástico ofrece una excelente resistencia a los golpes y no corre el riesgo de deformarse por efecto del calor o con el uso del aparato.

 

  • El vidrio es resistente a la deformación, pero no a los golpes. Sin embargo, garantiza una mejor conservación de los alimentos.

 

  • El acero inoxidable, por su parte, es el más resistente de todos y conserva perfectamente los alimentos, aun cuando están calientes.

 

Por último, hay que tener en cuenta la capacidad del vaso de preparación del robot. Para una familia de tres o cuatro personas, se necesita como mínimo una capacidad de 3 litros.

 

Con toda esta información, seguro que acabas encontrando el robot de cocina de tus sueños. Multifunción, de cocina, pastelero... ¿cuál va a ser el tuyo?

Por Blanca, Autora de la guía de compra Back Market ES

De día es Brand Manager en Back Market España y se ocupa de todo el blábláblá con ñ. En su otra vida es experta en teclados, ya sea para jugar a ser escritora o hacer homenajes a Camela o Beethoven (por separado, de momento).

¿Te ha parecido útil este artículo?