reacondicionado-vs-nuevo-pruebas

El impacto medioambiental de la tecnología reacondicionada

Actualizado el 27 de junio de 2023

Al comprar tecnología y dispositivos reacondicionados ahorras dinero, pero hay mucho más. Hoy tenemos evidencia científica de que los reacondicionados ayudan al planeta.

La prueba definitiva de que elegir reacondicionados ayuda al planeta

Cuando fundamos Back Market sabíamos que la tecnología reacondicionada es mejor para el medio ambiente que la nueva, pero no teníamos una idea precisa de hasta qué punto lo es. También sabíamos que, para que nuestra misión tuviera éxito, debíamos comprender, de forma concreta y basándonos en datos, el impacto medioambiental de la tecnología reacondicionada. 

Por eso pedimos a ADEME, la Agencia francesa de Gestión del Medio Ambiente y la Energía, que llevara a cabo un estudio independiente sobre el impacto medioambiental del sector de los dispositivos reacondicionados. El impacto medioambiental es un asunto importante a nivel global, no solo para Back Market, razón por la cual ADEME decidió realizar el primer estudio a gran escala sobre el impacto medioambiental de la tecnología reacondicionada. (Back Market no patrocinó dicho estudio de ninguna forma.)

ADEME empezó su investigación en 2020 y, en enero de 2022, publicaron datos preliminares respecto al impacto medioambiental de la tecnología reacondicionada, centrándose en los smartphones. Sus conclusiones eran claras: los smartphones reacondicionados tienen un impacto significativamente menor sobre el medio ambiente que los smartphones nuevos. 

Ahora se ha publicado el informe completo de ADEME, que nos ofrece una panorámica completa del impacto global de la tecnología reacondicionada, específicamente en lo que respecta a portátiles, tablets, ordenadores y smartphones. En este estudio no se analizaron monitores, teclados ni ratones.

tabla de materiales de dispositivos

Metodología

El informe de ADEME de 2002 se llevó a cabo con la metodología LCA (del inglés Life-Cycle Assessment, Evaluación del ciclo de vida), también conocida como Análisis del ciclo de vida.

La metodología LCA evalúa el impacto medioambiental de un producto, proceso o servicio mediante el análisis de todas las fases de su ciclo de vida. Es un enfoque integral, holístico. En este caso, la metodología LCA se aplicó a portátiles, ordenadores, smartphones y tablets, y se evaluó la cadena de valor completa de los dispositivos: de nuevos a reacondicionados. 

Factores evaluados para los dispositivos nuevos 

  • Materias primas y su extracción

  • Producción de componentes

  • Transporte mayorista

  • Proceso de fabricación

  • Producción de envases y accesorios

  • Distribución

  • Uso

  • Fin de vida útil (incineración o eliminación en vertedero)

Factores evaluados para los dispositivos reacondicionados 

  • Recogida de dispositivos usados

  • Fabricación de piezas de repuesto

  • Destrucción de piezas de repuesto

  • Producción de envases y accesorios

  • Envío

Estos factores se evaluaron a escala global, con lo que los datos obtenidos son aplicables en todo el mundo.

Objetivos medioambientales (KPI)

El informe analiza numerosos KPI (Key Performance Indicators, indicadores clave de rendimiento) para medir el impacto medioambiental de los procesos de reacondicionado y también de nueva fabricación.

El informe de ADEME incluye los siguientes 4 tipos de impacto medioambiental: 

  • Huella de carbono

  • Materias primas (se incluyen tanto los metales extraídos de la tierra como los combustibles fósiles consumidos durante el proceso de extracción)

  • Consumo de agua

  • Generación de residuos electrónicos

Supuestos de uso de los dispositivos

El impacto del reacondicionado también depende del tiempo que se use el dispositivo antes de su reacondicionado (es decir, su «vida anterior») y la duración prevista de su «segunda vida» (como reacondicionado). 

Es lo que llamamos supuestos de uso de los dispositivos.

El supuesto más habitual es que el dispositivo reacondicionado se haya adquirido como nuevo, se haya usado luego durante un tiempo, posteriormente se haya reacondicionado y por último se haya vuelto a usar durante un tiempo.

El estudio partió de los siguientes promedios: 

  • Smartphones y tablets: 3 años de uso como dispositivo nuevo y 2 años de uso como dispositivo reacondicionado

  • Ordenadores (portátiles y de escritorio): 5 años de uso como dispositivo nuevo y 3 años de uso como dispositivo reacondicionado

Ten en cuenta que los supuestos de uso del dispositivo son conservadores, para evitar el riesgo de sobredimensionamiento del efecto medioambiental beneficioso de los dispositivos reacondicionados.

Supuestos de reparación

Parte del impacto de un dispositivo es el lugar o lugares de suministro, reparación o venta. Por ejemplo, es poco habitual que un mismo país sea el lugar de suministro, reparación y venta de un dispositivo. El informe integra 3 supuestos, de «peor» a «mejor», en términos de impacto medioambiental:

  1. Peor supuesto: un dispositivo se suministra en un país, se reacondiciona en un segundo país y se vende en un tercero, y además se sustituyen un número considerable de piezas.

  2. Supuesto promedio: un dispositivo se suministra, se reacondiciona o se vende en dos países diferentes, y además se sustituyen un número promedio de piezas.

  3. Mejor supuesto: un dispositivo se suministra, se reacondiciona y se vende en el mismo país, y además se sustituyen un número promedio de piezas (o menos del promedio).

Nota: el supuesto promedio es el más representativo para la mayoría de dispositivos que están a la venta en Back Market.

Cadena de distribución de móviles y tabletas

-

Cadena de distribución de ordenadores

Tabletas y móviles reacondicionados frente a nuevos

El impacto medioambiental de los smartphones reacondicionados en comparación con los nuevos, con cifras en la mano.

Smartphone_KC7rzBk.png

El impacto medioambiental de las tabletas reacondicionadas en comparación con las nuevas, con cifras en la mano.

Tablets_GclDpA0.png

Impacto: móviles y tabletas

En el caso de los dispositivos reacondicionados, la etapa con mayor impacto medioambiental es el proceso de reacondicionado en sí. Cuantas más piezas deban sustituirse para renovar el dispositivo, mayor será el impacto medioambiental.

De todas las piezas de repuesto, las pantallas y las baterías son las que mayor impacto medioambiental tienen. En el caso de las baterías, la razón es que requieren litio y su extracción es un proceso muy costoso desde el punto de vista medioambiental

Otro factor que aumenta el impacto medioambiental son los residuos electrónicos. Cuando los fabricantes proporcionan accesorios como, por ejemplo, un cable de carga, aumenta el volumen de residuos electrónicos producidos por la tablet o smartphone. 

Aunque hay variaciones entre los distintos supuestos explicados anteriormente, tanto las tablets como los smartphones reacondicionados siempre tendrán un impacto menor sobre el medioambiente en comparación con los nuevos. Incluso sumando piezas de repuesto que consumen muchos recursos, como las baterías, los dispositivos reacondicionados tienen un impacto medioambiental mucho menor. Y con 5 000 millones de smartphones destinados a su eliminación en 2022, ya hemos extraído del planeta materias primas suficientes para renovar incontables dispositivos.

Portátiles y ordenadores de sobremesa reacondicionados frente a nuevos

El impacto medioambiental de los portátiles reacondicionados, en comparación con los nuevos, con cifras en la mano.

Laptops_LxTlmON.png

El impacto medioambiental de los ordenadores de sobremesa reacondicionados, en comparación con los nuevos, con cifras en la mano.

Desktop_TJtnrSM.png

Impacto: portátiles y ordenadores de sobremesa

En comparación con los smartphones y tablets, los portátiles y ordenadores de escritorio suelen requerir menos sustituciones de piezas. Pero cuando se requieren, el impacto es mucho mayor. La razón es el impacto medioambiental de la fabricación de los discos duros. Al igual que sucede con los smartphones y las tablets, la sustitución de la batería también tiene un impacto medioambiental notable. La fabricación de estas piezas es responsable de la mayor parte del impacto medioambiental de los portátiles y ordenadores de sobremesa, de manera que si un reacondicionado requiere la sustitución de esas piezas, el impacto medioambiental de los reacondicionados y el de los nuevos acaba resultando muy similar.

Si durante el proceso de reacondicionado se necesitan varias piezas importantes (por ejemplo, el disco, la pantalla o la memoria RAM) y el ordenador se ha usado durante menos de 5 años antes de su reacondicionado, el beneficio medioambiental de reacondicionarlo desaparece. El disco duro es la pieza de recambio con mayor impacto medioambiental tanto para portátiles como para ordenadores de sobremesa, porque la fabricación de un disco duro nuevo consume muchísimos recursos. Y, al igual que en el caso de smartphones y tablets, la sustitución de la batería también tiene un gran impacto medioambiental.

No obstante, y dados los distintos supuestos, hay esperanza: si se requieren menos piezas de repuesto o si estas pueden adquirirse de segunda mano, el impacto medioambiental positivo se mantiene.

Conclusión general

Sabemos que ha sido largo de leer, pero esperamos que haya merecido la pena. Los datos que ha obtenido ADEME son increíblemente esperanzadores de cara al futuro de los dispositivos electrónicos reacondicionados. 

El estudio no deja lugar a dudas: para el planeta, la tecnología reacondicionada es mejor que la nueva en casi todos los aspectos. Incluso cuando se sustituyen piezas de gran impacto medioambiental, la inmensa mayoría de los dispositivos reacondicionados tienen un impacto medioambiental notablemente menor que si fueran nuevos.

No es poca cosa porque, literalmente, la tecnología no va a desaparecer. Desde el ámbito laboral al lúdico, estos dispositivos son parte integral de nuestro universo. En lugar de dejar que nuestra vieja tecnología acabe en un vertedero, podemos sacar el mayor partido a estos dispositivos y, además, ayudar al planeta. Es decir, podemos tomar decisiones en nuestra vida cotidiana que tengan un efecto positivo sobre el medio ambiente.

En resumen:

  • Cuanto más tiempo uses tu dispositivo, mejor.

  • Los smartphones y tablets reacondicionados siempre evitan un daño medioambiental considerable, en comparación con los nuevos.

Los portátiles y ordenadores de sobremesa casi siempre evitan un daño medioambiental considerable, en comparación con los nuevos, excepto cuando se requiere la sustitución de determinadas piezas como, por ejemplo, el disco duro.

Back Market

Escrito por Venancio (Veny)Fundador de Back Market ES

Luchando contra la obsolescencia programada, hasta el infinito y más allá.

¿Te ha parecido útil este artículo?

Artículos relacionados